sábado, 12 de octubre de 2013

MARTHA ASUNCIÓN ALONSO

 


Los perros

Estoy llena de perros.
Tienen grandes cabezas
y cabezas oscuras,
todas llenas de dientes.

Estoy llena de perros,
preñada hasta las cejas de perros con cadenas,
pero no me dan miedo.

Soy hectáreas y hectáreas
de docilidad para la espuma contagiosa.

Y me retumban.

Un océano de perros mariachis de perfil
ladrándole a la luna,
aquí en mi útero.

Yo les grito: SIT¡
Y ellos ladran peor
porque tal vez les va la muerte en ello.

Le ladran a la luna,
pero la luna sana
está escribiéndose por el otro hemisferio del dolor.

Luego les grito: Lorca¡
Pero no. Tampoco.
Ladra que te ladra.

Y me miran
con los ojos tapados por la rabia,
como diciéndome: es la sangre.

Como diciéndome:
quiérenos,

o te muerdo.

martes, 8 de octubre de 2013

PREMIO VILLA DE LA RODA Y NAVARRO TOMÁS

Blas Muñoz Pizarro, a la derecha, con un grupo de poetas 

Nuestro buen amigo Blas Muñoz Pizarro, miembro de EL LIMONERO DE HOMERO lleva ya ganados 49 premios literarios, la mayoría de ellos desde 2005. Tal vez sea el poeta valenciano más galardonado. Nos complace manifestarlo en este blog y expresarle nuestra enhorabuena. Aprovechamos para reseñar uno de los últimos obtenidos:

BLAS MUÑOZ, RESTITUTO NÚÑEZ Y RAFAEL MORALES GANAN LOS PREMIOS VILLA DE LA RODA Y NAVARRO TOMÁS
http://www.premiosliterarios.com/noticia.asp?idnoticia=21267

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de La Roda, Lucía del Olmo, ha comunicado hoy miércoles el fallo los certámenes de poesía Villa de La Roda, de carácter internacional, y Tomás Navarro Tomás, de ámbito nacional.

   Por primera vez en la historia de estos premios, el XXVI Premio Internacional de Poesía "Villa de La Roda" tendrá dos trabajos ganadores, “ya que el jurado no pudo finalmente decantarse por uno de los dos poemas finalistas, al considerar ambos merecedores del premio e injusto descartar uno”, según ha explicado la concejala.

  Así, el jurado decidió por unanimidad conceder el premio ex aequo al poema 'Cuando nacen las golondrinas' de Restituto Núñez Cobos, de Castellar de Santiago (Ciudad Real) y al poema 'Interior de grises y deshoras', de Blas Muñoz Pizarro, de Valencia.

Cabe señalar que Restituto Núñez repite galardón, ya que el pasado año también logró el premio Tomás Navarro Tomás, aunque esta vez sea el Villa de La Roda el que obtiene.

   El XXV Premio Nacional de Poesía "Tomás Navarro Tomás" ha recaído en el poema 'Viento de espigas' de Rafael Morales Barba, natural de Madrid.

   La edil señaló que el galardonado es hijo de un ilustre filólogo y poeta Rafael Morales Casas, quien fue amigo y compañero de Tomás Navarro Tomás; por este motivo, Rafael Morales (hijo) se mostró muy satisfecho por la obtención de un premio que lleva el nombre de tan ilustre filólogo, al serle comunicado. De hecho, el galardonado confirmó al Ayuntamiento que se presentó a este certamen y no al Villa de La Roda, siendo la cuantía del premio inferior, precisamente por llevar el nombre de tan ilustre filólogo, compañero y amigo de su padre, con cuyo manual de fonética dijo Rafael Morales haber estudiado en su etapa de universitario “y el cual aún sigo recomendando a mis alumnos” añadió.

   Rafael Morales es profesor titular de literatura española en la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en poesía española contemporánea, ha escrito tres libros de poesía, dos de ellos publicados, y ha logrado también el Premio Nacional de Poesía otorgado por la Asociación de Artistas y Escritores Españoles.

   Restituto Núñez, natural de Ciudad Real, ha sido maestro de Primera Enseñanza y es Licenciado en Filología Hispánica. Fue también profesor de Lengua y Literatura y se jubiló a los 60 años. Ha conseguido más de 80 premios literarios y publicado dos libros.
   Blas Muñoz Pizarro es Licenciado en Filología Hispánica y profesor de Latín. Ha recibido numerosos premios literarios desde que en 1971 obtuvo el Premio Nacional de Poesía José Antonio Torres. Tiene en su haber el XXII Premio de la Crítica Literaria Valenciana (2012) en la modalidad de Poesía.

   Los premios se entregaron en el transcurso de la Gala Literaria que tuvo lugar el día 7 de agosto del año en curso.


DE LA DEGRADACIÓN DEL VERBO


 2. RETÓRICA

Hoy has vuelto a ponerte trascendente,
a escribirle preámbulos al agua,
memorandos nostálgicos al aire,
estatutos sucintos a los besos.

Indefensa la luz en sus contrarios,
en tu recinto busca una salida,
la mirada de quién que no es quien sabe
o un desarmado amor para su fuga.

Y es que así te sucede cuando el frío
deslíe su retórica de nieve
en los labios cerrados al misterio.

Y al fin el formulario se resuelve
en que ríes o lloras sin palabras,
mientras arde la vida ante tus ojos.

(De EL LIMONERO DE HOMERO III).


lunes, 7 de octubre de 2013

ADA SALAS


Hay libros que se escriben…

Hay libros que se escriben sobre la carne misma.
Son esas cicatrices que nos hablan
y sangran
cuando el tiempo se rinde a su derrota
un puñado de signos que apenas
comprendemos

y eran el beso intacto de la vida.

jueves, 3 de octubre de 2013

BLAS MUÑOZ PIZARRO

Blas Muñoz, sentado en el centro.

DE LA DEGRADACIÓN DEL VERBO

1. CONJUGACIÓN

Se ha disuelto en mi boca tu silencio,
y, en silencio, la sal de las palabras,
la espera de la escarcha en el verano,
la sombra desprendida de los árboles.

Para decir tu nombre ya me faltan
los quebrados acentos de los pájaros,
sus huellas cuneiformes en la nieve,
la traza de su vuelo sobre el agua.

Ligera como el sueño de un paisaje
te ofreces a mi sed y a mi penuria,
y sólo bebo en ti, sólo en tus labios.

Y el silencio es quien dice lo que quiero:
Amar (el verbo siempre defectivo
que yo sólo conjugo en tu persona).

(Primer premio en el XIV Certamen Nacional de Poesía ‘MaxiBanegas’ del Ayuntamiento de Pinoso, Alicante (Mayo, 2012).

("De la degradación del verbo" consta de varios poemas que sucesivamente iremos publicando en este blog).

martes, 1 de octubre de 2013

FRANCISCA AGUIRRE


Del amor y otros inconvenientes. II

Y si después de todo, todo fuera
un ir muriendo para al fin morirnos
a qué este loco empeño en convertirnos
en contables de un tiempo que no espera.

Y si resulta que lo cierto era
este sermón que viene a repetirnos
que avanza el huracán para abatirnos
y es inútil y absurda esta carrera.

Entonces, amor mío, ten sosiego
y aprovecha esta cueva que te ofrezco
y apura el agua que yo no he bebido.

El viento nos arrastra frío y ciego,
toma mi manta mientras yo envejezco:

amarte de otro modo no he sabido.