miércoles, 15 de marzo de 2017

VICENTE BARBERÁ ALBALAT

Foto de José luis Vila

EL SILENCIO

El silencio atraviesa las paredes
y acaricia mis sombras y mis soles,
entre mis libros vaga y, expectante,
buscando está mil rosas que ofrecerme.

En mis oídos deja su sonido;
sus cantos de sosiego y dulce calma
recorren mis murallas y las abren
hacia la comprensión de los misterios.

Ya se alejan de mí los sueños falsos
que me traen copiosas amarguras
de inexistentes vasos de nostalgia.

No busco en las sirenas ni en los vientos
ningún sonido que alejarme pueda
del sonoro silencio de esta alcoba.


(El Limonero de Homero II, Instituto de Estudios Modernistas, 2011)