martes, 21 de noviembre de 2017

ANTONIO PORPETTA EN POETAS EN EL ATENEO, EL 30-11-17 A LAS 19:00



DONDE SE DICE DE LOS LABIOS DE LA AMADA
Y EL POETA ES ALCANZADO POR UNA
DULCE MUERTE

(De “Territorio del fuego”)

Cauces de la palabra, sembradores
de hielos o luciérnagas,
ya manantial altivo, ya planicie
frutal, enredadera
de muérdago y campana, antesala
de intrépidos galopes hacia siempre,
de plenilunios largos como nunca.
Mas sobre todo, cráter,
tierno cráter de luz que me sucumbe,
que entero me derrama hacia el olvido,
atalaya trigal, silbo del fuego,
vestíbulo feraz del mediodía.
Quizás, tras de vosotros, una lluvia,
una lejana lluvia que amanece
recubierta de sueño,
        como un musgo
que invitara a vivir lo no vivido,
pregonera de un tiempo inevitable
que en esta patria tiene su manida.

Entre cráter y musgo me desvelo:
una aldaba, una voz, un desafío.
No sé si me llamáis o soy quien llama
ni quién es tigre aquí, ni quién paloma,
pero el imán ejerce su mandato,
se hace viento la sangre, manifiestan
las ascuas su destino.
Lentamente me acerco:
              ya os respiro,
                                          ya soy,
ya casi nazco.
Si vosotros quisierais,
si quisieras...
Qué serena canción, qué profecía,
qué inmune realidad en vuestro cuenco
inagotable y mío.
Qué dulce muerte así,
          qué muerte ahora.

lunes, 20 de noviembre de 2017

RECITAL POR TODO LO ALTO EN EL ATENEO

Tal como estaba anunciado, en uno de las habituales conciertos del domingo en el Ateneo, tuvo lugar la interpretación de la soprano Consuelo Gómez Padilla, acompañada al piano por Berta Tubillejas Andrés, de un conjunto de poemas de poetas franceses, la primera parte, y españoles, la segunda, como puede verse en la información que se acompaña. Encarna Beltrán fue la organizadora y Luis Balairón coordinó el acto que fue muy aplaudido por el público asistente.

De izquierda a derecha: Luis Balairón, Berta Tubillejas, Vicente Barberá, Consuelo Gómez y Ricardo Bellveser




domingo, 19 de noviembre de 2017

PRESENTACIÓN DEL LIBRO "POESÍA CLÁSICA", DE PEDRO J. DE LA PEÑA

De izquierda a derecha: Vicente Barberá, Alejandro Font de Mora,
Pedro J. de la Peña y Virgilio Fuero

Estimados amigos:

Tal como estaba anunciado, el pasado jueves tuvo lugar en el Salón de Actos del Museo de la Ciudad de Valencia, la presentación del último poemario, por ahora, del poeta Pedro J. de la Peña, titulado POESÍA CLÁSICA.
            En él participaron, leyendo algunos de sus poemas, los conocidos poetas:

            Virgilio Fuero, que proyectó el poema "Manuel y Antonio"
            Antonio Mayor
            Pascual Casañ
            Juan Ramón Barat
            Bibiana Collado
            Susana Benet
            Blas Muñoz
            Juan Luis Bedins
            Joaquín Riñón.

            El acto comenzó con la intervención de Alejandro Font de Mora, escritor, pintor y Vicepresidente de la Cortes Valencianas, que definió la poesía clásica y elogió la trayectoria de Pedro en este campo así como sus cualidades personales y la circunstancia de ser un caballero y dedicar incluso un poemario (POESÍA HÍPICA) a estos nobles animales. Compuso y leyó un extraordinario soneto, especialidad que domina, a propósito de esta presentación.
            Seguidamente Vicente Barberá, prologuista del libro,  se refirió a la extensa e intensa gran obra del poeta (más de un centenar entre poesía, narrativa, ensayo y relatos) y describió algunos aspectos sobresalientes de la poesía y poemas de POESÍA CLASICA resumiendo algunas características de los poemas que se iban a leer. Se refirió a la gran facilidad versificadora de Pedro que permite al lector ver más allá del significado literal de sus versos, cualidad que destaca William Ospina con estas palabras: En el arte, como en la vida, lo más profundo siempre está sugerido, más que dicho, y el alcance de lo que se dice expresamente, de lo evidente, es siempre menos poderoso.
            Insistió en el valor que tiene la inspiración para el autor, que en numerosas ocasiones la ha resaltado, en el sentido que señala Platón cuando afirma que: El poeta es una cosa ligera, alada, sagrada; que no está en posesión de crear sino después de ser inspirado por un dios y de dejar de ser dueño de su razón; mientras conserve la capacidad o facultad de la razón es incapaz de crear una obra poética.
            La inspiración, la imaginación y la sensibilidad, sin olvidar que el buen poeta debe haber leído mucho, tener una amplia cultura y la técnica necesaria para escribir poesía, son las características o requisitos fundamentales de un buen poeta. Los poetas, afirma en un vídeo del programa “Momentos”, de Elga Reátegui: somos canales de voces ajenas.
            Para terminar, dado que en la sala se encontraban numerosos amigos suyos que antes fueron alumnos, nos dio una clase magistral diciendo cosas como que la poesía no existe sin emoción, que la casualidad es como una revelación inmediata e imprevisible y que la inspiración viene y se va a su antojo (huye a quienes la persiguen). Por último, se refirió al lenguaje poético como distinto del habitual y a la importancia de la musicalidad en la poesía.
       En resumen, una velada extraordinaria en la que Pedro dio, una vez más, muestra de su conocimiento poético suficientemente demostrado después de tantos galardones, publicaciones y años de profesor universitario.

Leonard Cohen - Dance Me to the End of Love

ESTO TAMBIEN ES POESÍA, Y DE LA BUENA


Dance me to the end of Love


Báilame hasta tu belleza
con un violín ardiente.
Báilame a través del pánico
hasta que pueda refugiarme.
Elévame como una rama de olivo
y sé la paloma que me guíe.
Báilame hasta el fin del amor,
báilame hasta el fin del amor.

Oh, deja que observe tu belleza
cuando los testigos desaparezcan.
Deja que presienta tus movimientos
igual que en Babilonia.
Enséñame despacio
dónde se extienden los límites.
Báilame hasta el fin del amor,
báilame hasta el fin del amor.

Báilame hasta la boda ahora mismo
báilame sin descanso.
Báilame con ternura
báilame largo rato.
Los dos estamos por debajo del amor
los dos flotamos encima.
Báilame hasta el fin del amor
báilame hasta el fin del amor.

Báilame hasta los niños
que piden que les demos vida.
Báilame a través de las cortinas
que han desgastado nuestros besos.
Levanta ahora un refugio
donde mueran las amenazas.
Báilame hasta el fin del amor.

Báilame hasta tu belleza
con un violín ardiente.
Báilame a través del pánico
hasta que pueda refugiarme.
Tócame con tus manos desnudas
o tócame con tus guantes.
Báilame hasta el fin del amor
báilame hasta el fin del amor
báilame hasta el fin del amor.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

PEDRO J. DE LA PEÑA EN EL MUSEO DE LA CIUDAD DE VALENCIA, EL 16-11-17 A LAS 19:00

Sería un placer contar con vuestra presencia y pasar un rato agradable con Pedro. Un abrazo.




ELOGIO DE LA POESÍA
¡Oh  pasión de mi vida, poesía!  Juan Ramón Jiménez.

                 (soneto al revés)

A Pablo Neruda, lo llevo en el coche.
A Gustavo Adolfo en el pensamiento.
Miguel Hernández va en mi corazón.

En los días fríos y la larga noche
paso grandes momentos (y no miento)
perdiendo en ellos vida y razón.

Es lo mío  peor que una locura.
Ni la fama o dinero me importan.
Las estrellas y barcos se desnortan
con  delirio por la literatura.

No  interesa que mi mal tenga cura:
un libro que abro y sus páginas cortan
como una cuchilla y mi sueño abortan
hundiendo mi vida en su singladura.
                                          
                                                  Cuatro Caminos (2015)

martes, 14 de noviembre de 2017

PEDRO J. DE LA PEÑA EN EL MUSEO DE LA CIUDAD DE VALENCIA, EL 16-11-17 A LAS 19:00


MAPAMUNDI

Recorro con el dedo los parajes lejanos,
los glaciares del norte, las pampas argentinas,
las soberbias montañas y las arenas finas
donde tienden su sueño los cansados humanos
en busca del sosiego de las playas marinas;
y de pronto me veo tocando con las manos
el paraíso entero con sus frutos paganos:
las manzanas de Tántalo y las murallas chinas.
Ese dedo que roza las costas caribeñas,
los altos de Txapala, las selvas intrincadas
y las taigas inmensas del bosque siberiano.
Ese dedo que cruza las montañas rifeñas,
el curso del Danubio y las cumbres nevadas...
y hace del mapamundi la sombra de mi mano.
                          Iconos Perfectos (Premio Valencia de Poesía 2002)  (2003)

lunes, 13 de noviembre de 2017

ANTONIO PORPETTA EN POETAS EN EL ATENEO. VALENCIA, 30-11-17, A LAS 19:00

Santiago de Chile, 2009

DONDE EL POETA POSA SUS MANOS
EN LA CINTURA DE LA AMADA
Y ABSORTO PERMANECE

(De “Territorio del fuego”)

Estas manos que saben de antiguos paraísos,
de patrias escondidas donde la brasa impera,
de volcanes que cantan coronados de púrpura,
de riberas sedientas y ardidas oquedades.

Estas manos que habitan ensenadas de fiebre,
que recorren a ciegas los cubiles del tigre,
y descubren el pulso de los ritos prohibidos
y llevan en su idioma el temblor de las islas.

Estas manos amigas de los astros sin sueño,
que levantan columnas y amansan unicornios,
que dominan la espuma del yunque y la colmena,
el milagro del prisma, la rebelión del mástil…

Estas manos se tornan alfareras y humildes
al posarse en el barro de tu exacta cintura,
y modelan despacio su curvo manantío,
su vuelo de gaviota, su respirar de nave.

Y ajenas permanecen a hogueras muy cercanas,
detenidas y absortas en esta geografía
donde tu cuerpo alcanza la plenitud más pura:
ese prodigio tuyo de un mayo perdurable.

domingo, 12 de noviembre de 2017

PEDRO J. DE LA PEÑA EN EL MUSEO DE LA CIUDAD DE VALENCIA


LOS CABALLOS
 (a Fernando Savater)

La niebla es los caballos cuando respiran:
de sus ardientes pechos sube a sus bocas,
como una nube blanca se eleva y gira
por los cortados picos, sobre las rocas.

El sol es los caballos cuando te miran,
el sol son los caballos cuando los tocas
después de ese galope en que traspiran
y relucen y brillan como las focas.

El viento es esas crines cuando se mecen,
la tempestad sus belfos cuando resoplan,
la vida sólo es vida cuando galopan.
Sólo es de noche cuando se desvanecen.
                     El soplo de los Dioses (Premio Ciutat de Valencia 1991) (1992)

sábado, 11 de noviembre de 2017

ANTONIO PORPETTA EN POETAS EN EL ATENEO, VALENCIA, 30-11-17 A LAS 19:00

Premio Valencia

CUERVOS
(De “La mirada intramuros”)

Los veo algunas tardes sobrevolar la casa
con su orgía de lutos y graznidos.
Siempre me he preguntado: ¿si los cuervos
supieran que son cuervos,
querrían seguir siéndolo?
Porque lo fácil es ser oropéndola,
ruiseñor, colibrí,
o ave migratoria de estilizado cuello
y blanco plumerío.
La vida de los cuervos es mucho más difícil:
Soportan con paciencia las miradas
de temor o de odio
que las gentes les lanzan desde abajo,
tienen tan mala prensa
tan cruel bibliografía,
que casi todos dicen que son de mal agüero,
ánimas infernales cumpliendo sus condenas,
alados mensajeros para sembrar la sombra.
Si un día conocieran su condición de cuervos,
morirían de pena, estoy seguro.
Que no lo sepan nunca:
lo mejor es dejarlos en su alegre ignorancia,
en el mundo inocente de su inquieta negrura.
Hagamos que los cuervos -es decir: esos pájaros-
avecicas de Dios al fin y al cabo,
sigan siendo felices…
              simplemente volando.