sábado, 25 de enero de 2020

EL LIMONERO DE HOMERO

EL LIMONERO DE HOMERO

Con Pedro J. de la Peña
El pasado jueves, 23-01-20, nos sorprendió Pedro con una visita. Le invitamos a sentarse con nosotros y nos honró con algunas observaciones, siempre de agradecer, a algunos borradores, en plena actividad de "laboratorio" que realizamos los jueves a partir de las 11 en el Ateneo Mercantil de Valencia.
     Todo un lujo. Con él, en la foto: Antonio Mayor, Blas Muñoz, Pascual Casañ y un servidor.


viernes, 24 de enero de 2020

JOSÉ INIESTA EN POETAS EN EL ATENEO XXIX



Amor en el balcón

De nuevo es el amor quien me sostiene.
Por él estoy despierto y me levanto
en medio de la noche,
                                     descorro las cortinas,
y un ímpetu me empuja a salir fuera,
al silente balcón de los desvelos.

Soy savia que no finge su principio,
la tensión penetrando más adentro
su obstinada raíz entre las rocas
para ser en la rama del otoño
primavera y raudal de tanta vida,
la danza por el aire de las hojas,
el fruto suspendido en su sabor.

Flechado estoy sin tiempo y decidido.
Vigilo por amor, sin pensamiento,
los astros de la noche por más verte,
me apoyo en la baranda frente al mundo.
Y el mundo, no presiente mi alegría,
ignora las palabras
                                ardidas en el cántico
que anhelan balbucir en su vislumbre
tu nombre que se nombra en el silencio
con verdad y belleza.

De nuevo es el amor quien me sostiene.
Tan sólo por amor alcé esta casa,
dispuse la arboleda en el jardín,
dejé manar la fuente hasta la piedra
pulida de la sed y las derrotas.
Ingreso en el espacio enamorado.
Transito por la alcoba de mi dueño,
y es vida lo que vivo al acercarme
al presente perfecto de tu abrazo,
al dulce son seguro 
                                desde tu aliento siempre.

jueves, 23 de enero de 2020

VICENTE BARBERÁ ALBALAT: "DESPUÉS DEL AMOR"



PERDONA

Perdona
si en este instante
sólo reversos del amor contemplo.

Anidan las palomas
sin dejar de volar en mi memoria.

El tiempo ha pasado;
de la pasión se apoderó el olvido.
Ya no sufre mi pluma porque no escriba versos.

Pero quisiera, al fin,
que fueras de mi pecho
la referencia exacta
de antiguas emociones,
para que yo pudiera,
aunque solo un minuto, retener
el tacto de tus besos.

lunes, 20 de enero de 2020

VICENTE BARBERÁ ALBALAT: "DESPUÉS DEL AMOR"



PALABRA QUE ME HIERES CON TU AUSENCIA

Palabra que me hieres con tu ausencia,
agua clara y fecunda cuando quieres
pacer en mi recuerdo.
Sediento de tu abrazo,
hoy espero tu beso anochecido
enredado en los hilos de mi suerte.

Allí, cerca del mar, donde las olas,
con precisión de tilde limpia,
de conchas nacaradas,
recogen el murmullo de sirenas.

Aquí, en el horizonte,
sus líneas confundidas con el cielo,
veredicto de instantes armoniosos,
donde reina el anuncio de la tarde
repleta de ignoradas utopías.

Palabra que no estás en mis palabras,
carnal recuerdo de silencios míos,
sin esperanza espero tu regreso.

jueves, 16 de enero de 2020

LIBROS DEDICADOS: "MIRADA DE SILENCIO", DE MIGUEL ROMAGUERA



“La Mirada de silencio es por encima de todo, un canto a la naturaleza en su sentido más puro, un canto a la observación sin intervención, a la integración hasta llegar a una fusión final en ella misma que no es sino un éxtasis..., es un libro hermoso, un dulce paseo por las islas griegas y a la vez un camino iniciático perfectamente trazado y estructurado donde cada poema está en su sitio exacto con la palabra exacta, una pequeña exquisitez para los ojos primero y para el entendimiento después”.
            Y añado yo, lleno de sensibilidad y amor a la belleza en la que se funde y penetra su poesía. Verdaderamente recomendable y que hay que releer. Muchas gracias, Miguel.

miércoles, 15 de enero de 2020

JOSÉ INIESTA MAESTRO, EN POETAS EN EL ATENEO


                    
NOCTURNO

Si nada de lo eterno habitara en nosotros,

si nunca nuestro cántico,
                                          fundido con la noche,
a ciegas entonara el mismo son,
un roce compartiendo lo infinito,

si jamás alcanzáramos en nuestra singladura
la tierra presentida,
                                   las playas de una costa,

qué imposible sería reposar en la arena
de esta incierta bahía,
concederle un sentido a este cielo real
que se mira en nosotros en las horas del frío,                   
ser parte del fragor
                                  de los sueños del mundo.