viernes, 25 de septiembre de 2015

DE AMOR Y SOMBRAS

Tres grandes poetas. De izquierda a derecha: Gabriela Mistral (Chile),
Alfonsina Storni (Argentina) y Juana de Ibarbourou (Uruguay), en 1938.

¿COLGASTE EL TELÉFONO?

Y me quedé solo…

El teléfono
me ha dejado sin ti.

No sé si tú,
al otro lado,
te has quedado sola
o con una copa
de grappa muy fría en tus manos.

Dejaste de hablar.
Se hizo el silencio.

¿Colgaste?

Sonó un clic. Quedé
sin lumbre en el alma
de mis manos huecas.

Y tú ¿quién lo sabe?

¿Fundiste en el aire
tus viejos anhelos?

¡Ah, no!
Saliste a volar,
robaste palomas y flechas.

Mis rocas quebraste
con hielo de invierno.

Y me quedé solo
soñando tu rostro.

(Vicente Barberá Albalat, en DE AMOR Y SOMBRAS, Páginacero, 2014).

2 comentarios:

Virgilio Fuero Martinez dijo...

Eres muy grande

vicente barberá albalat dijo...

Estimado Virgilio.

Si una persona es grande se debe a su amigos.

Un abrazo.